Lunes, 18 de Enero de 2016

De Samuel Beckett
Un hombre atrapado en un ciclo interminable. Una y otra vez, otro ser humano, alguien igual a él relata nuevamente la triste historia. Una y otra vez esta ceremonia se sucede. Un amor no correspondido y la angustia de existir en un absurdo sistema sin sentido. Hasta que un día, el ciclo termina y ya no hay nada que contar...

En una entrevista que Beckett dio cuando tenía 64 años dijo: “antes de que el feto puede respirar está en un estado de aridez, infertilidad, infecundidad, esterilidad y de dolor. Yo tengo un claro recuerdo de mi propia existencia como feto. Era una existencia en la que ninguna voz, ningún movimiento posible podía liberarme de la agonía y la oscuridad a las que estaba sujeto”.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Beckett Impromptu





e-planning ad