Lunes, 24 de Octubre de 2016

De Diego Kogan, Patricia Zangaro
Siete personas, todas con sida, hombres y mujeres, en un búnker, se preparan para el día “D”. Afuera, en el Honorable Congreso de la Nación, se discute una ley. Intenta reglamentar conductas. Ellos se oponen y preparan la contraofensiva. Mientras tanto El Tío duerme, delira. El Negro chatea, está caliente. El Willy y Fabiola, que está a punto de parir, ventilan sus trapitos. Ana medita, toma té rojo. La Doctora Kogan se entera de una noticia que la parte de dolor, y se emborracha. Teo, un taxi boy caído desde otro planeta, se enamora...

Ellos se ríen del sida, de la enfermedad, de sí mismos.

Sólo 40 espectadores por noche pueden ingresar al reducto y compartir esta instancia.

"Hace quince años me dieron el resultado. Dio positivo, claro. Y hace quince años supe que algún día me pondría a hacer una comedia sobre el sida.
Y acá está la comedia. “Una comedia bareback sobre el sida”.
¿Por qué una comedia? Por un deseo irreprimible de desarmar al paradigma sida. O una necesidad. O una necedad. Poner en crisis el paradigma desde todos los lugares posibles.
¿Por qué Bareback? “Bareback” significa sin forro. Literalmente es “montar a pelo”, “sin montura”. En la jerga sexual, se usa para hablar de las prácticas “sin protección”, las conductas “no responsables”, incorrectas. Pero en el título de nuestro espectáculo está adjetivando a la palabra “comedia”. O sea, queremos hacer una “comedia sin forro”, una comedia sin mediaciones, sin barreras, sin correcciones. ¿Será posible? No lo sabemos aún, pero lo intentaremos. “Avanzamos preguntando”, como dijo el Subcomandante Marcos.
No damos ninguna respuesta, no la tenemos, sólo nos hacemos las preguntas que no nos hacíamos.Pasen y vivan. "
Diego Kogan
Clasificaciones: Comedia, Teatro




e-planning ad