Sábado, 19 de Noviembre de 2016

De Gerardo David Cristante

HOMBRE MAYOR "La nave de los locos avanza silenciosa sobre un océano de gritos incendiados, la nave de los locos avanza con los pies de la miseria, con el pecho desamparado y los ojos extraviados. Ella avanza y ríe, y su sonrisa es el pálido rostro del miedo..."

Un hombre cruza el mar en busca de una melodía.
A través de una geografía que es recuerdo y presente transfigurado, luchará por recobrar su identidad atravesando un muro poblado de horrores y fantasmas.
GERARDO DAVID CRISTANTE

La decisión de querer realizar el montaje escénico de este texto dramático nace de un interés personal por contar la historia contemporánea Argentina. La posibilidad de experimentar la emoción y la reflexión crítica, generando un interrogante en el espectador capaz de movilizar la conciencia y el corazón favoreciendo la duda: semilla por la cual contribuir a recuperar los hijos y nietos todavía desaparecidos en el corazón de la mentira.
Alguien dijo que la poesía es la sombra de la memoria. La idea es contribuir con el teatro, sumar con los testimonios. Develar enigmas velándolos.
Si la verdad es la diosa que algunos hombres no quieren ver desnuda, aquí la mentira termina devorándose a sí misma. No hay mentira que dure cien años. Siempre hay una melodía, ínfima, pero infinita, que nos puede ayudar a recobrar el camino de la verdad. Nuestra identidad.
La puesta en escena tiene el objetivo de poner en evidencia los mecanismos de la mentira y sus fisuras, poniendo en crisis la realidad aparente y la realidad oculta, velada.
Desde este espacio ficcional, la lucha incesante del personaje por encontrar la verdad, la identidad; navegando en los confines de su memoria hasta llegar a recordar su vida "intrauterina", su "melodía de mar atlántico" amenazado por el muro de la mentira. Muro cómplice. Sistema de poder, que intentará, una vez más, taparlo todo.
GLADYS HUERTOS

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad