Sábado, 16 de Enero de 2016

De Miriam Russo
Juegos y conflictos con los “decretos establecidos”, pintados de humor a través de dos hermanas de 45 y 50 años, sentadas cerca de una estufa. Una teje con dos agujas un pu­llover para el perro, la otra con una aguja, teje corpiños. Visten ropa oscu­ra y anticuada. Más alejado un anciano, exagerada­mente abrigado, sentado en una silla de ruedas escucha la radio con auricula­res…




e-planning ad