Viernes, 12 de Agosto de 2016

De Macarena Trigo
Y en las palabras, luz surge como ocupación poética de un espacio concreto, una casona de Almagro. Se nutre de esa necesidad y de todo un imaginario femenino en el que habitan el desamor, la nostalgia por un tiempo en que, tal vez, fuimos ángeles, y la ironía como último reducto de un dolor que prefiere ignorarse.
Y en las palabras, luz verbaliza e ilustra viejas cuestiones con nuevas emociones.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad