Domingo, 06 de Noviembre de 2016

De Carolina Gismondi, Jazmín Sequeira
A través de la perspectiva de múltiples protagonistas se pone a andar un experimento teatral en el cual los recuerdos, las opiniones y los deseos se revuelven y se sirven en caliente. Esto es un presente teatral para Alicia y sus ratones; para lo que se vio, para lo que no, para lo que fue y será. Cumplidos sus dieciocho años ya no usa el mismo espejo. La memoria y la no-memoria, los inconformismos y otras yerbas meten mano a un espectáculo que es el proceso de sí mismo.
En este punto, lo único cierto es que Los Ratones de Alicia existió.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad