Lunes, 18 de Enero de 2016

Más que en ninguna otra pieza Samuel Becket trabaja de manera sutil el tema del tiempo. Un hombre viejo y al borde de la muerte, graba y escucha grabaciones de hace 50 años.




e-planning ad