Domingo, 31 de Enero de 2016

De Roni Bandini
En tono de tragicomedia ácida, un escritor ególatra y mujeriego emprende un camino para comprender y asumir su pulsión de fracaso. En la obra se cruzan hermosas mujeres, el fantasma de Cortázar, grandes cantidades de humor incorrecto y la presencia de un guitarrista que interpreta clásicos de Jimi Hendrix.




e-planning ad