Viernes, 22 de Enero de 2016

De Enrique Papatino
Un cuerpo que unos hombres han matado y ahora camuflan para su presentación en sociedad gravita desde el centro del espacio. Múltiples instrumentales de laboratorio y herramientas de taller conforman una extraña ferretería a su alrededor.
Pero mientras esta topografía taciturna y mortuoria motoriza la acción, el discurso refiere la posibilidad de la concepción de un hijo. Ambos asuntos se funden hasta provocar un unísono cuya afinación declina conforme se abre paso el engaño.




e-planning ad