Miércoles, 27 de Enero de 2016

De Alejo Beccar
Un anciano (ex maestro de escuela) y un adolescente (de una tribu urbana) se encuentran por un hecho fortuito y quedan encerrados en un ascensor. A partir de ahí se revelan los universos de esos personajes, sus conflictos y diferencias. La pieza nos habla del individualismo, la indiferencia, la soledad y la falta de comunicación. Es un grito desgarrado de seres marginados pidiendo amor.




e-planning ad