Martes, 08 de Noviembre de 2016

De Hisham El Naggar

Soledad y miedos en la cultura globalizada de hoy.

En dos ámbitos diferentes, se indaga sobre la ilegalidad de los vínculos privados.
Diferentes formas en las cuales la seguridad de unos es la persecución de otros.

"Una mujer habla con su marido. Irrumpe el Inspector Eric y comienza a investigar la ilegalidad del vínculo.
En un ámbito contiguo una mujer compró un esclavo sexual que defiende su libertad.
Estos espacios privados, están delimitados e invadidos por objetos demarcatorios de una zona de emergencia. Estas tragicomedias se desarrollan con una lógica sin sentido, como es la seguridad urbana, ante la rebelión de los marginados por raza, y religión.”
Juan Cosin

“La idea para estas dos obras – porque en realidad son dos obras gemelas – se me ocurrió cuando leí un artículo perturbador. La nota hablaba de un país que merece nuestro respeto no sólo por avanzado si no también – las dos cosas van juntas – por tener fama de tolerante. Ocurre que ese país, preocupado por la “invasión” de inmigrantes de cierto tipo, les negaba el derecho a vivir en el país aun estando casados con nativas.
Después reflexioné acerca de lo que pensamos sobre los que son diferentes. La palabra “bárbaro” en griego antiguo significaba precisamente eso: alguien que es diferente. Más tarde adquiriría el significado que tiene ahora: alguien que no es civilizado. Como nosotros nos sentimos civilizados, quien no es como nosotros debe ser señalado.
“Amame, Alfredo,” le dijo la cortesana de La Traviata a su hombre. No es razonable suponer que alguien terminaría amándonos porque uno se lo pide, se lo suplica o se lo ordena. De todos modos, no si ambos son civilizados
¿Y si uno de los dos no lo es? Ahí la cosa cambia. Si uno puede pensar que alguien es tan diferente que ya no es un ser humano, ¿Por qué no creer que se lo pueda manipular por eso?
La gente civilizada puede sentirse orgullosa. No sólo es civilizada, si no que adquirió el derecho de ser libre. Un bárbaro puede protestar que la libertad no es tal si para conservarla hay que esclavizar, oprimir o torturar a otras personas. Pero para los civilizados los bárbaros no son personas
Dos obras, entonces, para reflexionar sobre los límites que la sociedad nos impone hoy como protección.”
Hisham El- Naggar

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad