Martes, 26 de Enero de 2016

El regreso o la partida de la moncha, nos propone un juego de complicidadesen el que uno se ve involucrado a un punto tal que se confunde y ya no sabe en que lugar ubicarse: si en el saludo de la partida o en el abrazo del retorno. Sobre un texto de J. C. Onetti.




e-planning ad