Jueves, 14 de Enero de 2016

De Thomas Bernhard
"La fuerza de la costumbre" (1974) es para muchos la obra maestra de Bernhard. Aunque él mismo la calificara de "comedia", pocas veces ha conseguido abolir tan convincentemente la oposición entre tragedia y comedia, que es una de sus manías constantes. Se podria hablar aquí de Brecht y la dialéctica del amo y el esclavo, pero Bernhard, después de todo, detesta a Brecht, y quizás sea mejor sólo hablar de Bernhard. Los personajes, como en todas sus obras. se limitan básicamente a monologar, sin que llegue a surgir un verdadero diálogo, y no ocurre gran cosa en el escenario. Sin embargo lo atroz y lo ridículo van de la mano y el lenguaje lo es realmente todo: un lenguaje casi versificado, en el que el ritmo es rey. Extracto del prólogo de la traducción de Miguel Sáenz




e-planning ad