Lunes, 24 de Octubre de 2016

De Luis Alberto Saez
La escena se desarrolla en una de tantas panaderías de barrio, la cual se encuentra regenteada por un padre y sus dos hijos. La historia comienza con un simple cliente en busca de churros. La desconfianza mutua, la violencia social imperante, la búsqueda de seguridad por mano propia, la duda con respecto a quien nos cuida, hace de esta obra un poético reflejo de nuestra vida cotidiana en la Argentina de hoy. Con momentos de alto dramatismo y con situaciones desopilantes transitan estos personajes el simple hecho de salir de casa a realizar una compra. Donde llevados por el miedo y la desesperación sacan a la superficie a los monos con navaja arrastrados por una realidad que no logran comprender, a la que acceden estimulados por la televisión, único aglutinador de realidades comunes. “ A nosotros no nos agarran mas” parece ser el lema de estos cinco personajes, que creen encontrar en el “sálvese quien pueda” un lugar para vivir.




e-planning ad