Sábado, 16 de Enero de 2016

De Mariano Moro

En el punto justo en que se tocan la melancolía profunda con el deseo de hacer daño, el poder feminizado se desdobla para aguzar sus instrumentos de tortura.
Desde antes, desde lejos, el horror estiliza y escenifica su encanto.
Reminiscencias de una Condesa que fascinó a los siglos.

Este espectáculo formó parte del espectáculo: Obras coreográficas de grandes creadores





e-planning ad