Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Mariano Monsalvo
En el desierto patagónico, un rancho. En el rancho, un cajón. Nada ni nadie más.
Al rancho llegan tres visitantes. Una mujer madura, impregnada de tertulias de velorio, convertida en llorona, madre despojada, llena alguna vez. Un hombre adulto, que busca olvidar y se olvida qué tenía que olvidar. Una mujer-niña, que lucha por encontrarle una salida a su orfandad.
Alguien determina que allí sucede un velorio.
Ellos se abandonan al vacío de la muerte. Un vacío sin nombre que enreda sus temores y deseos en los ritos funerarios. Sólo después de darle identidad a la muerte podrán seguir el camino.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad