Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Roberto Arlt

Eugenio Karl es un porteño de una mística muy personal. Un domingo por la tarde siente el deseo de salir a caminar por las calles de Buenos Aires con un fuerte presentimiento.
Al cabo de un rato se encuentra con Leonilda, la esposa de su amigo, quien lo invita a su casa a estar a solas con ella...
La historia comienza a desencadenar un sinfín de fantasías en el hombre quien entiende que la mujer lo esta incitando a mantener una relación.
Es a partir de ahí que el autor comienza a desplegar en Eugenio Karl una artillería de conclusiones acerca de las relaciones humanas, dotándolo por momentos de un sinceramiento ingenuo y por otros de una ironía sarcástica que lo convierte en un filósofo de una dialéctica popular muy autóctona, como lo demuestran los retratos hechos por este narrador de las emociones verdaderas.

ACERCA DEL AUTOR
Roberto Arlt es, casi sin lugar a dudas, uno de los autores emblemáticos de la literatura argentina. Transgresor, partidario del riesgo, de las causas perdidas y, sobre todo, el narrador de la angustia existencial de la modernidad. "Creo que a nosotros nos ha tocado la horrible misión de asistir al crepúsculo de la piedad y que no nos queda otro remedio que escribir desechos de pena, para no salir a la calle y poner bombas o a instalar prostíbulos", supo escribir.
Hijo de un inmigrante prusiano y una italiana, Roberto Godofredo Christophersen Arlt nació en Buenos Aires, en el barrio de Flores, el 2 de abril de 1900, aunque su partida de nacimiento indica que nació el 26 de Abril de ese año. A los ocho años de edad ya había escrito algunos relatos y publicó El Juguete Rabioso, su primer novela, en 1926. La obra de Roberto Arlt (tanto sus relatos, novelas y aguafuertes como su teatro) se ha impuesto en las últimas décadas y ha sido reconocida internacionalmente, como lo comprueba el alto número de traducciones realizadas a otros idiomas. Arlt, en paralelo a su actividad como escritor, buscó constantemente hacerse rico como inventor, con singular fracaso. A los 42 años de edad falleció de un ataque cardíaco en Buenos Aires el 26 de julio de 1942.
Todos sus personajes nos han mostrado a un inteligente y sensible porteño que con su aguda verborragia atentó contra las vulgaridades del hombre moderno convirtiéndolo así en un visionario más en esta época.

  • Fragmento obra UNA TARDE DE DOMINGO de Roberto Arlt por Alejandro ArcuriFragmento obra UNA TARDE DE DOMINGO de Roberto Arlt por Alejandro Arcuri
Clasificaciones: Monólogos, Teatro




e-planning ad