Lunes, 17 de Octubre de 2016

De Carlos Dittler
Hay un tiempo de soñar
Hay un tiempo de pensar
Hay un tiempo de vivir....
Y hay un tiempo sin tiempo

La obra transcurre en ese espacio y en ese tiempo que no tienen tiempo ni espacio. Donde los personajes intercambian pensamientos, emociones y sentimientos. Donde lo que lógicamente esperamos puede ser que no suceda, donde la razón no tiene cabida. Es la espera del que no tiene elección mas que esperar.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad