Martes, 25 de Octubre de 2016

De Sacha Barrera Oro

CAROTENO TEATRO (MENDOZA). Unipersonal de Teatro Danza.

Síntesis Argumental:
La obra plantea la incapacidad del hombre de aceptar o poder ver lo nuevo. El duelo que esto genera en él y en quien lo observa. La ceguera es el eje e hilo conductor de la propuesta.
Propuesta estética:
Desde un texto dramático (Un Pozo de Ojos) ya existente se propuso un entrecruzamiento de lenguajes llegando a un producto de características de híbrido de teatro danza o danza teatro.
En este trabajo se plantea romper con el típico y esperado manejo de los objetos, resignificando el lenguaje del teatro y la danza.
Más allá de comprender una relación escenificada, se propone otro planteo a nivel social, otra forma de relacionarse con los objetos, aprender a comunicarse con ellos, a interiorizarlos y al mismo tiempo a transformarlos en extensiones del propio cuerpo, pero manteniendo e incluso aun reforzando su carácter, a darles una personalidad específica y definida.
Esto nos proporciona la presencia escénica de un personaje representado en dos partes, por un lado la persona, el actor; por otro, la escenografía, el objeto. El actor muestra sus miedos y sus angustias a partir del mueble, la realidad percibida por aquél es mostrada a partir del objeto, lo abraza, lo pisa, se esconde, lo sujeta, lo carga sobre su espalda, hasta lograr una comunicación muy íntima, a partir de su forma de sentirse, de experimentarse mutuamente, de fluir. Así, la relación sujeto-objeto se vuelve esencial en todo el desarrollo de la obra conformando dos entidades inseparables. La escenografía pasa a ser una prolongación del sujeto, de su propio ser. La extensión de uno mismo en otro ser.
El espacio está marcado por las acciones de este personaje mitad actor mitad escenografía, que nunca sale de escena, siempre allí pone su piel y su angustia, su incontrolable deseo y cansancio. Allí repetidas veces el personaje confronta su cuerpo -mitad humano, mitad mueble- en el espacio escénico; así las acciones se internalizan en la mente del espectador, reforzando el carácter expresivo de la obra y enfatizando la acción ritual.
Los ropajes del actor rememoran los utilizados por pintores, mecánicos, aviadores o presos en los gethos de la segunda guerra mundial... verde militancia.
El actor genera aberturas en su vestuario, extrae de su interior elementos de distintas texturas que generan en el espectador una lectura propia que irá desarrollando y cerrando de a cuerdo a sus propias sensaciones, emociones e ideología.

Este espectáculo formó parte del evento: Ruptura I Festival Nacional de Teatro San Juan 2005
Este espectáculo formó parte del evento: Festival Internacional de Teatro Mercosur - Cordoba 2007
Este espectáculo formó parte del evento: Documenta Festival
Este espectáculo formó parte del evento: Festival Internacional de Teatro Rosario 2007

Clasificaciones: Danza, Unipersonales




e-planning ad