Viernes, 15 de Enero de 2016

De Norman Briski
"Doble concierto" descubre la intimidad de un célebre pianista y su mujer y en el momento de realizar su última entrevista. En esa intimidad se delata la entrega del "talento" a los intereses mercantiles de la llamada "sobrevivencia".
Los personajes habitan un piso elevadísimo de un edificio en torre ultra moderna.
Han ascendido hasta allí hace tiempo, en épocas de consagración internacional del pianista y a pesar de su posterior decadencia no han podido abandonarlo.
Del mobiliario solo les resta un sillón de dos cuerpos y tres patas, de equilibrio tan precario como su frágil economía. Un piano, préstamo de la producción del programa que les realiza su última entrevista y que volverán a llevárselo al día siguiente.
Todo abunda en espacio.
Un piso en una altura inconmensurable que balconea al vacío. Un infinito que aisla a los personajes en el centro de la escena rodeados de inmensos ventanales.
Solo falta el tiempo.
El presente expone cruelmente las huellas, las marcas en los cuerpos de los protagonistasde, de lo que se ha ido ausentando con el tiempo, del despojo, de la velocidad inexorable de la caída

Este espectáculo formó parte del evento: Fiesta del Teatro de la Ciudad de Buenos Aires 2005





e-planning ad