Viernes, 21 de Octubre de 2016

De Romina Aulicino, Justina Grande
La mosqueta es una suerte de homenaje elegido entre el escaramujo y el cuero cabelludo. Tengo las propiedades del alcanfor para reducir el erizado capilar producido a temperatura ambiente Gracias a mis cualidades asépticas recupero cabellos dañados por la polución y el consumo de oxidantes. Mis hojas son alternas y pecioladas ¡ y con estípulas. mis estambres y pistilos brindan docilidad a las vellosidades con tendencia a la emancipación.
Soy rosa y soy mosqueta. Soy manubrio y soy carreta. Soy mermelada y soy maleta. ¿y ustedes? ¿Son macetas?”
Absurda televisión .Absurdos peluqueros. Absurda estirpe. Y un aguijón absurdamente florecido.
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad