Lunes, 11 de Septiembre de 2017

De Natacha Gabrielli

En la obra confluyen diversos elementos y lenguajes artísticos en función de transmitir una historia que concierne a todos los pueblos que han sido oprimidos, conquistados, diezmados, reprimidos y que lejos de quedarse en el tiempo, atraviesa nuestro más significativo presente.
La particularidad que distingue a esta puesta es el hecho de apartarse de lo convencional y la conjunción de técnicas que conciernen a la danza, acrobacia de piso, aérea y del parkour.
Cabe destacar el gran elenco que acompaña la puesta como también la labor del equipo técnico y de producción quién tiene a su cargo el montaje de la misma y la música original que fue compuesta especialmente para dicho espectáculo.
Tanto la dramaturgia como la puesta en general, se enfocan en contar una historia que valoriza y toma compromiso hacia no sólo nuestros antepasados sino con las situaciones que afectan a todos los pueblos originarios de hoy, resaltando el respeto a la Madre Tierra y la posición de dar voz a los que han sido silenciados.
La sociedad, nuestra sociedad, la actual, la que seguimos de cerca, la que conocemos, también atraviesa momentos que se pueden traducir de conquista global, local y regional.
Por lo tanto es nuestro el derecho y obligación el recordar, valorizar, no olvidar y cambiar.
Esta obra cuenta con el apoyo y subsidio del INT

Clasificaciones: Danza - Teatro, Adultos




e-planning ad