Jueves, 07 de Abril de 2016

De Julio Molina

El concepto versión reniega de la idea de unicidad. Si hay versión hay mas de uno de algo. Versionar, aún en la hipotética búsqueda de la precisión, la mejora, o el perfeccionamiento, supone dividir, diversificar, originar una nueva secuencia de hechos. Quien versiona, al tiempo que se acerca a la cosa también se aleja de ella. Madre de lobo entrerriano es un texto tejido en los ecos de la leyenda del lobizón que consigue de ella una exquisita versión.

"En esta versión el corte se evidencia en torcer, quebrar la idea cuerpo - lobizón, desde la ingenuidad del designio para reemplazarlo por el sexo de un lobo; dando la ecuación: humano + lobo = lobizón, luego la historia se poetiza por que sí. Como todo lo mitológico.”

Julio Molina

“La luna llena convierte al hombre en lobo y de ahí en más, la bestia domina las cuchillas entrerrianas, agitadas por el maleficio que auguró la curandera. El amor prohibido trae la irremediable muerte. Los personajes saben esto y, resignados, lo relatan impávidos a la espera de un pronto final. Los sonidos de una guitarra y el vestuario campestre, como marco telúrico de una puesta austera, con tono de ensayo.”

Ana Katz

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad