Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Romina Paula

Si te sigo, muero gira en torno a cinco personajes que se encuentran en un paraje seco y asediado por el calor; un recreo en la ruta, una pileta de chóferes en desuso. Comparten ahí una tarde y una noche. Son familias imperfectas que podrían complementarse.

La obra surge como una investigación del Grupo Febrero sobre algunas de las líneas del imaginario de Viel Temperley y la posibilidad de convertir su obra en texto dramático.

Vi una pelota
igual a todas
que el viento se llevaba
mar adentro.

Después de perseguirla
una milla marina
colores de planeta y África
tiraban de la punta
de mis dedos.

Y yo pensaba:
si te sigo, muero.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad