Domingo, 16 de Octubre de 2016

De Ricardo Gómez Madrid
La figura de Lola Mora, la genial escultora tucumana, es una propuesta de libertad y de expresión, capaz de captar la expresión de su pueblo, y plasmarla en una obra de arte. Conjugando textos, música, danza y teatro e l argumento de la obra no pretende plasmar una biografía ni tampoco una secuencia biográfica de episodios de la vida de la escultora. Partiendo de sus momentos finales, en los que la pérdida de la razón y la soledad signan el extravío y la confusión, la trama recupera los momentos mas significativos de una vida prolífica y audaz, generosa y creativa, precursora y preclara, y por eso, rechazada y postergada por los esquemas de una sociedad machista y conservadora.
Clasificaciones: Musical, Teatro




e-planning ad