Jueves, 14 de Enero de 2016

De Alberto Vaccarezza
Al conventillo se ha mudado un compadrito mujeriego y seductor, que tiene enamoradas a todas las vecinas. Aunque cuenta con la inestimable y obsecuente ayuda de su secretario el Turquito Harari, quien le organiza la agenda, al gavilán se le hace difícil atenderlas a todas debidamente evitando, además, que se le superpongan las citas y sin despertar sospechas en los maridos. A pesar de las dificultades, el Don Juan de Conventillo, continúa haciendo de las suyas hasta que la fiesta se le agua, gracias a la imprevista visita de Mariposa, muchacha enamorada a la que sedujo y abandonó tiempo atrás y la oportuna intervención de Puente Alsina, quien mediante una simple estrategia hace que el compadrito, caiga en la trampa y se revele la verdad. Así el burlador es burlado y recibe su escarmiento y la historia llega al esperado final feliz.




e-planning ad