Sábado, 16 de Enero de 2016

De Mauricio Kartun
La obra habla del paso de la niñez a la adolescencia, con todo lo que esto significa. Desde la inocencia y la imaginación de chicos de 12 años, se reflejan sus visiones del mundo pasando por la amistad, el amor y el despertar sexual.

Es una obra muy cómica que a su vez posee una carga dramática muy fuerte con textos profundos y interesantes, que hacen de esta historia una gran obra del teatro argentino.

El espectáculo lo puede disfrutar tanto un público joven como uno adulto y, si bien la acción transcurre a fines de la década del 50, los adolescentes de hoy van a sentirse identificados con cada uno de los personajes. Por su parte, a los adultos, la obra los remontará a tiempos, momentos y situaciones muy añoradas.




e-planning ad