Domingo, 24 de Enero de 2016

De Martín Flores Cárdenas

Noche de insomnio en los suburbios. Moe, un joven cineasta inexperto, le pide prestada la casa a Hugo, su mejor amigo, para citar a los protagonistas de su primer documental. Muna, madre de Hugo, no quiere que su hijo pase tanto tiempo con Moe, pero el vínculo con su hijo es delicado y guarda un enorme secreto. No duerme y le atribuye esto a las desgracias cotidianas del mundo. Su optimismo descansa en dos alternativas: hacerse rica a través de un concurso televisivo o volver en el tiempo a la época en que lo era. Uno de los protagonistas del documental es el bombero: un hombre atormentado por el recuerdo de una mujer que nunca tuvo. La suma de relatos transporta a los personajes y los une en una melancolía incierta. Sus sueños se van apoderando de ellos y en esa confusión la película (o el sueño) pasa a ser sus vidas. Muna tendrá casi sin proponérselo, una improvisada familia. Llegará entonces el momento de pensar en el futuro de los suyos: treinta mil pesos en juego y toda una vida por delante.





e-planning ad