Domingo, 17 de Enero de 2016

De Ariel Barchilón
Una mujer... un monólogo... construye un mundo onírico y altamente emocional, en el que las luces y las sombras de los desgarramientos existenciales, se relatan con recursos poéticos y rítmicos que trascienden el mero relato de los hechos, volviéndolos universales.




e-planning ad