Jueves, 20 de Octubre de 2016

Sainete en varios actos.
Puede que aunque algo de lo que no pasó hubiera pasado, se llegue al mismo sitio, por diferentes caminos. El paso del tiempo puede ser un complot.

Una anticuada Casa de Citas que realiza enlaces de gente mejor que la gente. Una empresa familiar venida a menos que no se atreve a cerrar sus puertas para asumir la banca rota. Ejemplos vivos de una Argentina desgastada. Un grupo de emprendedores a ultranza, defensores de valores éticos pero también humanamente corrompibles por la realidad y las miserias familiares: casar a la hija. Como sea. Hay un plan por detrás de lo que se planeó. ¿Dónde está el mecanicismo? En las personas, no en el destino, ni en algún Dios; en la suma indescifrable de voluntades. La molicie. La rutina de esperar que pase algo inesperado. Si se desplegara una vertiente de tiempo particular y paralela, se vería el mundo desde otra óptica, aparentemente distinto. Estas diferentes ópticas inevitablemente confluirán en un punto, si nada de valor cambió en sus protagonistas
Clasificaciones: Teatro




e-planning ad