Jueves, 14 de Enero de 2016

De Sergio Herskovits, Elena Zúñiga Romero

Entre desavenencias matrimoniales, problemas laborales y discusiones de colegas, los Payasíteres van armando un espectáculo que “desconcierta” al atravesar el mundo de las técnicas de manipulación de muñecos. Desde un par de bailarines de tango que se construyen con los dedos, hasta marionetas “casi humanas” capaces de amar, odiar, bailar, cantar y desnudarse (¡Todo al unísono!).

FUNDAMENTACION:
Los títeres, a lo largo de su extensa historia, van naciendo de manera espontánea en diversas tribus, pueblos y civilizaciones, y a diferencia de lo que mucha gente cree, siempre fueron una forma de comunicación entre los adultos. Recién en el siglo XX es cuando por primera vez, los muñecos fijan su mirada ficticia en los impacientes ojos de los pequeños.
El montaje de “desCONCIERTO PARA TÍTERES Y MARIONETAS” es un intento de rescatar esta milenaria tradición que en Latinoamérica tuvo enorme importancia en épocas coloniales, cuando era la principal diversión del pueblo.

SEMIOLOGIA DE LA OBRA.
Los titiriteros intentan manipular a los muñecos y los títeres se independizan de sus conductores, utilizando el escenario como un espejo de tres dimensiones donde pueden reírse de su condición de muñecos, de los titiriteros, de todo y todos a la vez, (pero nunca del indefenso, el desvalido, el ausente, el censurado o simplemente el individuo.) Con un humor que le hace el quite a la carcajada fácil y el aplauso evidente que está en oferta en cualquier programa de (in)comunicación masiva. Más bien con un humor fino, finito, o duro, durito, popular pero inteligente, que nunca se sabe si gusta pero molesta o molesta sin gustar. Como la espina en la rosa, el grito en el silencio absoluto o el susurro en la mayor de las algarabías.
Los titiriteros y los muñecos juegan con todo aquello que está enraizado en la idiosincrasia de los latinoamericanos, a pesar de todos los intentos por desmalezarnos la memoria. Jugando en la trascendencia de hurgar en el sentido mismo de la vida, del hombre y del mañana.


La compañía de espectáculos PAYASÍTERES está integrada por el matrimonio conformado por Elena Zúñiga Romero (nacionalidad chilena) y Sergio Herskovits Álvarez (Chileno-húngaro) quienes desde 1970 comienzan a jugar y profesionalizarse en el uso de muñecos animados

Duración: 60 minutos




e-planning ad