Miércoles, 19 de Octubre de 2016

De Marta López Pardo

La vida es un sueño del que a veces nos despertamos

Un viaje al océano puede guardar secretos tan inquietantes como para cambiarnos la vida. Al menos para estos cuatro personajes que deciden abrirse camino entre amores y desamores, recuerdos que creían tatuados pero que amenazan fugarse a cada paso y el vértigo de un sueño que promete dejarse rozar.

Cada personaje se desdobla por momentos y deja al descubierto al arquetipo que lo identifica con su esencia más pura. Desde el texto, esos momentos se reflejan en un lenguaje poético que se diferencia notablemente de otros tramos de la obra donde se recurre a una expresión más coloquial.

Perce (Perceval): un guerrero racional.
María (María Magdalena): es una prostituta ingenua y apasionada.
Lady (Lady Macbeth): prófuga de su historia y dispuesta a matar.
P (Peter Pan): un viajero del mundo que se niega a crecer.

La razón, la pasión, la crueldad y la magia serán la hoja de ruta.
Y el océano, un lugar que no permite volver el tiempo atrás.
Quizás duela encontrarlo.
Quizás nos salve.
Quizás llegar sea sólo el intento de lograrlo.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad