Jueves, 19 de Mayo de 2016

De Christopher Welzenbach

Reducción se desarrolla en un espacio poco convencional, el baño de hombres del museo, y durante cuarenta minutos sumerge al público en el mundo de los ejecutivos. La obra muestra a un grupo de jóvenes gerentes que se encierra en uno de los baños de la empresa. Algo huele mal; los inspectores están al acecho y la multinacional a la que pertenecen no perdona infidelidades ni errores.

Según Casavalle, el público tendrá una oportunidad similar a la que tienen los directores de cine cuando se encuentran en un set de filmación, realizando alguna escena desde planos cortos o cercanos: “En este caso, los ojos del espectador serán la cámara, y los oídos escucharán una historia entendible y posiblemente identificable”.

Capacidad limitada: 14 personas (se recomienda ir el primer día del mes para sacar las entradas porque se agotan).

Noviembre último mes de función.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad