Viernes, 21 de Octubre de 2016

En esta obra intentamos desnudar la sensibilidad femenina expresada en distintos personajes que representan aspectos críticos de la mujer.
“La mujer se llama Eva, nombre del pecado y la debilidad carnal. La mujer se llama Pandora, abre las cajas del recuerdo que son las del desastre. La mujer es madre simbólica y virgen pura al precio de su subordinación. Cada una de nosotras es Eva, la sentencia de Dios contra nuestro sexo permanecerá por los siglos, nuestro pecado también”

Este espectáculo formó parte del evento: 4º Festival de Teatro Experimental Víctor García Tucumán





e-planning ad