Martes, 08 de Noviembre de 2016

La obra cuenta con el subsidio de Proteatro y del Instituto Nacional del Teatro.

A través de un relato fragmentado por discontinuidades temporales en la sucesión de los hechos, la obra devela el autoritarismo paternal, el machismo y el salvajismo de un sistema económico social.
Magnus, vive con sus tres hijos, trae a su casa a una mujer que encuentra en la calle. La situación se completa con la aparición de un viejo amigo que se incorpora a la acción.

Síntesis de la Puesta en Escena

A través de procedimientos técnicos, producto de la indagación en los lenguajes teatrales; se genera una poética experimental y se producen diversos niveles de representación, atravesados por las relaciones de poder, un juego de víctimas y victimarios, donde se busca reflexionar acerca de la complicidad dentro de nuestra sociedad, en la que todos somos artífices de la realidad en la que vivimos. La música funciona como un elemento significativo fundamental, ya que cada personaje canta en una forma musical íntimamente relacionada con su carácter: 6 personajes , 6 estilos : tango, bel canto, copla , jazz, mozartiano y wagneriano. Además de enlaces vocales que distancian la acción provocando una ruptura temporal.

Texto del Sr.Magnus:

"Contamos con un arma poderosísima y sutil. El hombre mismo. Su debilidad y su miseria. La posibilidad de formar imágenes, ilusiones en su cerebro. La gente sólo desea poseer cosas...Y a nosotros nos es suficiente con mostrar, mostrar nada más...
Lo único que hice toda mi vida fue adelantarme. Apenas veía nacer algo me lo tragaba. Y después lo ofrecía. No fui más que un espejo. Una superficie pulida y hueca. Hice una fortuna vendiéndole a los demás sus propias imágenes. Por supuesto también a ustedes."

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad