Viernes, 25 de Noviembre de 2016

De Matías Martínez

Durante el imperio menemista, un grupo autodenominado “Rama ultraderecha del Brechtismo” se asoció al gabinete cultural del gobierno de turno y desde allí se tramó un nefasto plan europeizante de colonización cultural con el fin de arrasar con nuestra tradición teatral. El plan se denominó PROYECTO BERLINER.

Según los interesados en la empresa, el PROYECTO BERLINER “fracasó rotundamente” (sic).

Investigaciones de este autor sacan a la luz que el plan se sigue desarrollando solapadamete.

Por el grupo Mortal Teatro.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad