Domingo, 17 de Enero de 2016

De Ariel Muñoz

Dos hombres y una mujer encerrados en una jaula. No se permiten comer, no se permiten dormir, no se permiten ningún placer; ni siquiera se permiten ver la luz del Sol. Se proponen un proceso de reconstrucción de la propia naturaleza humana, para alcanzar la iluminación y ser el alimento perfecto para su dios. Uno de ellos quiebra la comunión de la trinidad, entonces cada uno renuncia a su propio paraíso y a lo que no es.
La obra, un absurdo filosófico, en lenguaje poético – visual, fusiona lo religioso con lo escatológico y lo psicológico.
En 2005 se presenta “Lo que no es, no es” con el subsidio del Fondo Nacional de las Artes. En 2006 el mismo elenco presenta esta “variación 06” producto del continuo desarrollo de una búsqueda que va desde el teatro dadaísta y surrealista al teatro contemporáneo.





e-planning ad