Jueves, 28 de Enero de 2016

¿ Qué forma tiene la masculinidad?
¿ Quién dice cómo hoy?
Homero oculta el llanto de Odiseo bajo su manto ante el canto del ciego Demódoco,
en el banquete entre los feacios.
¿ Ya en el 8vo canto la poesía nos “abrochó”?
Nosotros ensayamos respuestas: juegos, trabajos, amores, sexo, comida y un devenir incierto entre varones.
Un ensayo sobre la masculinidad contemporánea, que no sea “desabrochar” el 8vo canto de La Odisea o la bragueta.
Una fuga poética ante una identidad referenciada sólo por lo femenino.
Una construcción a remo, hélice o sobre ruedas hacia el despegue de una historia latinoamericana de la masculinidad que nos obliga a morir casi siempre antes...
La humanidad no trata de expresar la naturaleza de las cosas, no posee correlatos objetivos, su misión real no consiste en describir cosas sino despertar emociones humanas; no está destinada a llevar meras ideas o pensamientos sino a inducir a ciertas acciones.
Sin cinismos mediante, Esperpento como acción, es el miedo a desaparecer de la especie como género.





e-planning ad