Lunes, 10 de Octubre de 2016

De Paul Zindel

Incluso desde el suelo más estéril y bastardeado puede florecer algo maravilloso y prometedor.

Una madre, cargada con un profundo resentimiento, lleva a cabo una pequeña venganza sobre todos los que la rodean. Vive con sus dos hijas en lo que anteriormente fuera un depósito de verduras y subsiste mediante el alquiler de un cuarto de esta casa a viejos decrépitos. Una de las hijas es una chica bonita, pero sumamente nerviosa que sufre de convulsiones, mientras que la otra, más pequeña, es casi patológicamente tímida y posee un talento intuitivo muy particular para la ciencia. Motivada por un maestro, la hija menor lleva a cabo un experimento con caléndulas expuestas a los rayos gamma con el cuál resulta finalista en una feria de su escuela secundaria. Pero la madre es incapaz de escapar a sí misma, y sólo puede destruir cuando necesita amar. Esta circunstancia nos abre la puerta al desenlace potente y conmovedor de la pieza, brindándonos una lección atemporal.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad