Jueves, 25 de Mayo de 2017

Lugar para reconocer el origen de uno mismo. No para recordar el origen sino para revivirlo, reconstruirlo, para saber de què se está hecho. Volver a habitar fisicamente los espacios de la memoria y los diversos cuerpos que uno mismo fue.
Mutación constante. No solo el resultado de la mutación sino a la escencia que permanece, esa que tiene que ver con lo sentido. Poner al cuerpo en estado de memoria. Recordar los olores, los colores, los dolores, las personas, la violencia.
Reconocer que lo mas simple, o lo que creemos insignificante es lo mas significante. La plenitud en los momentos mas pequeños. Estar presente en la memoria del cuerpo, tanta presencia que sobrepasa. Tanto cuerpo en 28 años de movimiento. Preguntarse por cómo va a sentirse este cuerpo en 20 años más, curiosidad que emociona y asusta. Volver con el cuerpo es viajar en el tiempo. Volver hacia atrás de si mismo y revivir en el cuerpo para no olvidar.

Este espectáculo formó parte del evento: Danza Sub 30. Edición 2016

Clasificaciones: Danza, Adultos




e-planning ad