Lunes, 03 de Octubre de 2016

De tanto cumplir con un horario.
De atender el teléfono.
Hacer magia negra para llegar a fin de mes.
Vivimos como autómatas. Ciegos a las huellas que los hombres nos van dejando, como las piedritas que tiraban Hansel y Gretel en la esperanza de ser encontrados.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad