Martes, 19 de Enero de 2016

De Rosario Bléfari, Susana Pampín

A modo de clase ideal, temas como el origen de la vida, ADN- ARN, las mutaciones, los transgénicos, la clonación, las decisiones genéticas se presentan y desarrollan con actuación, imágenes y música. Un grupo de actores intenta dar a conocer y reflexionar sobre estos temas. Dos asistentes proyectan videos y animaciones desde una computadora: las cadenas de ácidos nucleicos, la duplicación celular, las formas de las proteínas, pero también historias, formas y metáforas. La música acompaña el viaje. A lo largo de aproximadamente ochenta minutos las explicaciones científicas sobre cada uno de los temas se ven asaltadas por escenas y comentarios cotidianos que redimensionan los alcances de estos nuevos conocimientos.

“Con el código genético recientemente secuenciado, los alimentos transgénicos en el supermercado y el avance de la clonación de mamíferos, nos encontramos con nuevas y difíciles preguntas. Para la mayor parte de las personas el único acceso posible a este conocimiento —que avanza y se hace cada vez más específico— es a través de los medios, que simplifican o a veces sobredimensionan equívocamente los conceptos. ¿Cuánto pueden decir de nosotros nuestros genes? ¿Qué podremos llegar a saber a medida que la investigación avance? ¿Para qué nos puede servir este conocimiento? ¿Quiénes deciden qué hacer con él? Después de Somos nuestro cerebro —la primera entrega de estos ensayos de divulgación científica— decidimos sumergirnos en el imaginario y la problemática de la genética para intentar delinear una visión que abarque los distintos aspectos del problema, desde la dimensión molecular hasta el lugar que ocupa nuestra especie en la imprevisible historia de la evolución.” Susana Pampin y Rosario Bléfari.





e-planning ad