Lunes, 11 de Julio de 2016

De Candelaria Sesín

Icho Cruz. Una noche de otoño el primo invita a Manuel a comer un asado en el patio de la casa del campo a unas cuadras del río. Allí se encuentran después de un tiempo, el fuego no prende y la noche se adentra. La Nona no larga la llave de la casa, porque si no va ella no va nadie. Están encerrados en el patio, sin baño, sin luz. El refugio de la infancia es botín de guerra en la contienda familiar. ¿Pueden ser ladrones de sus propias cosas? ¿Cómo conservar los recuerdos? ¿Dónde armar la propia familia? Suena la ópera en la casa abandonada y emerge la miseria familiar.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad