Miércoles, 05 de Octubre de 2016

De Eduardo "Tato" Pavlovsky

"Y sin duda nuestro tiempo... prefiere la imagen a la cosa, la copia al original, la representación a la realidad, la apariencia al ser... lo que es 'sagrado' para él no es sino la ilusión, pero lo que es profano es la verdad. Mejor aún: lo sagrado aumenta a sus ojos a medida que disminuye la verdad y crece la ilusión, hasta el punto de que el colmo de la ilusión es también para él el colmo de lo sagrado." FEUERBACH, prefacio a la segunda edición de La esencia del Cristianismo.

Tomar “El Cardenal” resulto un desafío desde la psicología de los personajes hasta la concepción ideológica de la puesta en escena.Pavlovsky logra comunicar en su teatro lo incomunicable, cuando nombra lo innombrable.


Clasificaciones: Teatro




e-planning ad