Sábado, 05 de Noviembre de 2016

De Bernardo Carey

Carlos Correas fue profesor de filosofía, traductor y narrador maldito. Se suicidó con furia a los 70 años, a fines de 2000. Fue homosexual y heterosexual. Se creía un hombre trágico. Se asumía como tal y su suicidio parece confirmarlo. El resto del mundo, nosotros, éramos unos simples comediantes. Tenía la certidumbre de que la tragedia era superior a la comedia. Correas, entonces, debía subirse a un pedestal y permanecer ahí, a merced de los otros. Y de nosotros.

Clasificaciones: Teatro, Adultos




e-planning ad