Sábado, 22 de Octubre de 2016

De Marcelo Rodriguez

A partir de Los Hijos de Noé se intenta comprender algunos de los males que nos aquejan como sociedad y como individuos a partir de una apócrifa versión de la historia del arca de Noe.

El tono de sátira descarnada del texto en cuestión, es sólo un resonador de algunas de las más cuestionables conductas humanas, bucear en los contenidos de los orígenes de nuestras costumbres y tratar de desentrañar el origen de la identidad de la humanidad es uno de los objetivos de este espectáculo.

Lejos de encontrar respuestas, a pesar de las falsas certezas en las que se mueve el texto, el relato sobrevuela el ridículo y deja abierto un debate para que nos cuestionemos verdades que a lo largo de los años aprehendimos sin tomarnos el trabajo de comprender.

La versión inspirada en este relato, apela al humor sarcástico exponiendo una brutal versión de la historia de Noe y el arca. Quizás, sólo quizás, pensando y comprendiendo el pasado y sus horrores, más que festejando las pocas cosas que hemos hecho bien, podamos mejorar en el futuro e imaginar un nuevo mundo en el cual la exclusión y la discriminación sean parte de la historia, y no del presente.

Clasificaciones: Teatro




e-planning ad