Jueves, 21 de Enero de 2016

De Daniel Veronese

Grupo TEA- Teatro Estudio Arte (San Luis)

En esta obra Veronese plantea el juego de roles en la búsqueda de la verdad a través de una rotación de fantasmas. Los personajes ( dos de ellos) no poseen nombres que lo identifican, nada de lo que dicen llamarse indica que sean cierto.-El Tercer Personaje, Isabel, es una mujer que recibe constante citaciones de distintas oficinas, pero que nunca recibe repuestas a su demanda: saber algo de su hijo que permanece en el interior de una mina. La persistencia de la búsqueda, hace que Isabel acuda a todas las citaciones a pesar de su estado de salud provocado por una pastillas que le indican su médico, la Dr. Molinari, justamente quien hizo entrar en la mina su hijo. Por otra parte, el lugar y los padecimientos que produce no le son ajenos ya que su marido murió en una explosión.-

Todos estos datos, la situación de la familia dividida, los hombres atrapados por la mina, ella y las hijas afuera, aguardando, su espera y sus deseos, son develados al público a través de la conversación que mantiene con el Hombre y la Secretaria. Isabel llega debilitada por no doblegada. Las representaciones, los roles que asumen Hombre y Secretaria, la van venciendo. Los sometedores llevan a cabo un juego de simulacro de extrema crueldad a la vez tortuoso y torpe. No se molestan en ser sutiles en los vestuarios ni en la manera de presentar los distintos personajes. Trabajan con el deseo de Isabel y así pueden hacerla caer en la trampa.-En la mina los hombres e ahogan, se mueren, no están. Es una mina/chupadero que ha tragado al hijo de Isabel, esta intenta mantener la memoria, los opresores la confunden, la engañan y la vencen hasta llevarla al olvido. Cuando logran incluirla totalmente en el simulacro ficción del reencuentro la aniquilan e Isabel entra en la mina.-

*Destacamos: La Puesta en Escena tiene como objetivo integrar un espacio real con un espacio no real, creando un mundo fantasioso. Los personajes transitan un Realismo exasperado. El concepto de la Puesta rompe con la convención de Tiempo y Espacio, provocando un quiebre en la unidad de acción. La relación del actor con el público es distanciada, pero busca que el público se involucre en las situaciones de simulacro de los actores, sin definición de personajes, haciendo ingresar al público a la reflexión crítica, partiendo de la idea del texto que Veronese propone, que todo lo que sucede en su relato de su dramaturgia, sucedió, sucede y puede suceder.

Se parte de la idea de un teatro no Político-Social, pero deja abierta la posibilidad de un denuncia humana en donde el hombre se expone a una constante agresión.

La Dirección propuso la no-caracterización de los personajes sino el simulacro de personajes, es decir, que se elimina la "caracterización" de personajes como lo plantea la dramaturgia convencional.

Este espectáculo formó parte del evento: 3er. Festival de Teatro Independiente





e-planning ad