Lunes, 30 de Mayo de 2016

De Pablo Castronovo, Carla Di Grazia, Sebastião Soares

En esta obra asumimos lo precario dentro de nuestra creación: es una potencia. Sólo desde la precariedad, podemos seguir creando, teniendo en cuenta nuestra realidad socioeconómica. La precariedad, para nosotros, no representa la falta de organización o el intento de pertenecer a un grupo social al que no pertenecemos. Lo precario se imprime desde la forma en la cual vemos el arte independiente: se vive el cable suelto, las candilejas improvisadas, los vestuarios prestados, los ensayos cortos, los procesos dispersos. Es imposible disociar el contexto de lo estético. Creemos en el movimiento como un herramienta de desarticulación de signos y articulación de otras formas de sentido, por esta razón seguimos moviéndonos. Partimos de la palabra ARENGA. Pero nos dimos cuenta, durante la creación de la obra, que los bordes de la palabra empezaron a ensancharse y, al final, esta palabra es sólo un eco.

Esta obra cuenta con subsidio del Instituto Prodanza 2015

Clasificaciones: Adultos, Danza, Artes Escénicas




e-planning ad