Lunes, 25 de Abril de 2016

Bosque

Bahía Blanca, Buenos Aires.

Una careta de lobo. Un cuello de piel. Un cuadrado de césped sintético. Un sifón. Un ventilador.
Botones. Palos de madera. Troncos y ramas. Flores de plástico. Una tanza para cortar el pasto.
Bobinas de hilo. Una casa. Un living. Un sillón. Un marco. Una ventana. Bosque.
¿Cómo se aborda lo desconocido, ese terreno que no contiene nada hasta que no nos
sumergimos en él? Asumimos el riesgo, como quien se para frente a la oscuridad de un bosque,
al borde de ese abismo... Se trata de descubrir cómo es este bosque, qué relato esconde,
permanecer allí, trascenderlo.

Clasificaciones: Danza, Adultos




e-planning ad