Viernes, 15 de Enero de 2016

De Julio Pallares
Refleja la cruda historia de Juana I de Castilla, más conocida como “La Loca”, a quien le aguardaba un destino más que trágico que el de algunos reinos: el estigma de la locura. La tradición popular dice que enloqueció por amor, aunque nunca imaginó ser reina y cor esto convertise en el centro de atención y de tensiones políticas. Muestra la posibilidad de que la locura enmarcará una lucha por el poder, tal es así que Juana será víctima de su madre, su padre, su esposo y finalmente lo sería de su hijo, convirtiéndose así en un rehén del Estado.




e-planning ad